Mundo y Vida

foto MF

Hola !!!

Siempre es difícil comenzar hablando de uno mismo, pero hay ocasiones en que, al parecer no hay de otra, y esta pudiera ser una de ellas.

Mi nombre completo es Mario Lázaro Fernández Font, pero a los fines prácticos de esta página seré sólo Mario Fernández. Nací en La Habana, Cuba, hace ya algunos años, cuando recién terminaba la Segunda Guerra Mundial, pero a lo largo de todo este tiempo he estado y vivido en muchos lugares y me siento realmente un latinoamericano, y un simple ciudadano de este mundo.

Desde hace ocho años tuve la dicha de ser gentilmente acogido y de asentarme a vivir en México, de donde soy ciudadano naturalizado. Estudié una licenciatura en Economía, en la Universidad de la Habana, la cual terminé en 1970, y luego hice un doctorado en Ciencias Económicas, en el campo de la Economía Internacional, en esa propia universidad, y que concluí en el año 2001. He recibido numerosos cursos y entrenamientos de especialización, y a lo largo de mi vida profesional y personal he visitado más de 30 países, de casi todos los continentes (excepto Oceanía), y vivido y trabajado ocasionalmente en ellos y, ya de manera más permanente y durante determinado período en Rusia, Venezuela, Brasil y, por supuesto, mucho tiempo en Cuba y ahora, en estos últimos años, en México.

Por más de cuatro décadas he alternado funciones docentes y de dirección de actividades científicas en universidades y centros de estudio de distintos países, con trabajos en investigaciones económicas; como funcionario en organismos internacionales; consultor y asesor en instituciones relacionadas con la economía y las relaciones económicas y políticas internacionales; conferencista internacional; comentarista y autor y coautor de trabajos publicados en diferentes países. Entre ellos, de mi autoría personal, el libro “Innovación Tecnológica y Competitividad. Un intento de divulgación de conceptos, enfoques y métodos”, editado por la Fundación Friedrich Ebert, en C. México en 1997 y, en febrero de 2016, el libro “Globalización, Innovación y Competitividad. Sobre verdades, mitos y falacias”, que se encuentra editado y en venta, en su versión digital, en Amazon.mx, y sobre el cual les contaré más adelante.

En estos últimos años, específicamente desde el 2008, he sido profesor de distintas materias vinculadas a la Economía, en diferentes carreras profesionales en el Campus Chihuahua del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey y, desde el 2014, también en cursos de maestría de la Universidad Regional del Norte, en la propia ciudad de Chihuahua, en el norte de México, donde felizmente resido, en compañía de mi esposa Anita. Tengo una hija, ya casada, que vive en Cuernavaca.

Hasta aquí, un pequeño resumen de una parte de mi vida. Pero este no es el propósito central de esta página, sino tener la oportunidad y, también darme el gusto, de compartir con ustedes diferentes análisis, comentarios, puntos de vista, opiniones, sobre muchos y diversos temas, que estarían agrupados en lo que se pudiera considerar actualmente como “el Mundo y la Vida”. Y, por eso, le puse ese nombre a este sitio. Para poder tratar un sinnúmero de cuestiones, que a mí me parecen trascendentes, y que quisiera intercambiar con ustedes, “sin etiquetas”, y de manera libre.

Así, éste deberá ser un espacio plural, respetuoso de los muy diversos puntos de vista que puedan existir sobre infinidad de temas interesantes, no importa cuán difíciles sean de tratar, y que puedan estar referidos tanto al pasado, como al presente y, sobre todo, al futuro, tanto de grupos humanos, como de naciones, regiones y del mundo. Temas que resulten realmente importantes. Pero trataré de evitar en este espacio chismes, comentarios puntuales (sean buenos o malos) sobre personas vivas, grupos o partidos políticos, filiaciones, preferencias de todo tipo, etc. Eso podemos dejarlo a algunos medios de comunicación, que se especializan en esto, o a determinados canales de redes sociales. De lo que se trata aquí seríia de abordar temas “duros”, del tipo de lo que los economistas llaman de carácter positivo; es decir, cuestiones sustanciales y sustanciosas, que puedan ser sometidas a comprobación, que puedan ser demostradas, más allá de la dependencia de diferentes puntos de vista, como se les denomina a las llamadas afirmaciones normativas, que dependen del “cristal con que se mire”. Esto no es tarea fácil. En ocasiones hay que luchar y dejar a un lado las emociones y centrarnos en las razones. Es resolver la vieja batalla, de siempre, de todos los tiempos, y de todos los seres pensantes; El Corazón vs. La Razón-La Razón vs. El Corazón….. Pero vale la pena intentarlo. ¿No les parece?

Si están de acuerdo con estos puntos de vista iniciales, entonces…..hasta pronto

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s